CARINI 1850La forma especial de la zona , ha significado que Carini ya había sido poblada desde los albores de la aparición del hombre en nuestro continente. Las cuevas de Carini han producido abundante fauna fósil del Cuaternario caliente, incluyendo elefantes enanos (mnaidrens elephas), hipopótamos, osos, hienas, etc. y muchos asentamientos desde el Paleolítico Superior. En las cuevas de Puntali o de Armetta cientos de incisiones lineales o pintadas nos recuerdan de la presencia del hombre prehistórico, mientras que los de Carburangeli , además de ser importante arqueológicamente, presentan interesantes rutas de espeleología. La vasta llanura atravesada por los ríos y arroyos, tiene varios asentamientos que marcan el desarrollo de la cultura humana desde el Paleolítico hasta la actualidad ; considerable es la necrópolis de Ciachea, con tumbas de la Edad del Bronce y la del distrito Serre, de poco sucesiva que fue usada hasta la era romana.Entorno al 1400 el Rey Cocalo de los Sicanos dio al legendario arquitecto Dédalo una franja de terreno, con vistas al mar Tirreno y él , en memoria de su hijo Ícaro, en este lugar fundó la ciudad de Hykkara, que será destruida en 414 a. C. por las tropas comandadas por el general ateniense Nicias,para ser demasiadas veces entrada en conflicto con Segesta (véase Tucídides, libro VI – Cap. 62 de: la Guerra del Peloponeso). Hykkara fue arrasada y sus habitantes asesinados o esclavizados, entre ellos una niña llamada Lais que más tarde será convertida en una famosa cortesana en Corinto,a la que se volvían los más grandes artistas y filósofos de la época (por mencionar algunos: Diógenes, Demóstenes , Aristipo de Cirene, …). Destruida Hykkara , los pocos sobre-vivientes que escaparon a la masacre , se encontraban dispersos en el territorio ; esto explica la presencia de muchos pequeños asentamientos en aquel período, hasta la fundación de una segunda Hiccara en el barrio de San Nicolás. La ciudad tuvo un desarrollo inmediato debido a la agricultura, al pastoreo, y al comercio (cerca de esta ciudad pasaba la calle consular Valeria)), y en el siglo II dC, la encontramos citadas nell’Itinerarium Antonini. Del siglo V, son algunos escritos de San Gregorio el gran Papa ,dirigidos al obispo de Hiccara , además de la presencia documentada de algunos obispos iccarenses en algunos Concili Vaticani ( Leterano en el 649, y Nicea en el 787), que refleja la creciente importancia de la ciudad. En 1800, el Príncipe De Spuches salva de la laya de los agricultores un mosaico grande, de multicolores romano-bizantino que había sido e ncontrado en el barrio de San Nicolás, el tamaño de este, a unos 13 metros a 11, ha hecho pensar a De Spuches su pertenencia a una basílica. Monumento ai CadutiUnos años más tarde (1899), a unos 2 kilómetros de distancia, en la aldea de Villagrazia de Carini se encontraban una serie de pasajes subterráneos comunicantes unos con otros, identificados de inmediato por el prof. Salinas, como las catacumbas cristianas. Lleno de escombros hasta el techo desde hace algunos años los trabajos de recuperación han puesto de relieve la importancia del complejo de las catacumbas que datan de los siglos IV y V dC y se refieren a la importancia asumida por la 2 ª Hiccara en el período bizantino. Desde el 827 Sicilia, poco a poco es ocupada por los árabes y Hiccara sigue el destino del resto de la isla, las últimas excavaciones arqueológicas han confirmado la presencia de musulmanes en Hiccara en el barrio de San Nicolás hasta el 1250.Los continuos conflictos entre los gobernantes árabes para la posesión de Sicilia, favorecieron su conquista por el pequeño ejército normando liderado por el normando Rogelio de Hauteville; se remonta a este período, la construcción del castillo, por Rodolfo Bonello, señor siciliano que había seguido el gran conde Rogelio en la conquista de Sicilia. Las fuentes históricas identifican en Edrisi una ayuda válida ,en su obra de 1150: El Libro del rey Rogelio , asì menciona: ” Qarinis, terra graziosa, bella e abbondante, produce gran copia di frutti d’ogni maniera ed ha un vasto mercato e la più parte de’ comodi che si trovano nelle grandi città, come sarebbero de’ mercati minori, de’ bagni e de’ grandi palagi. Si esporta da Qarinis gran copia di mandorle, fichi secchi, carrube: che se ne carica delle navi e delle barche per vari paesi. Copiose acque sorgano d’ogni canto nel territorio, la più parte dentro i giardini stessi del paese. Avvi una fortezza nuova, fabbricata sopra un colle che domina la terra. Il mare si apre a tramontana alla distanza di un miglio all’incirca. A dodici miglia da Qarinis è Palermo, la capitale. ” Después de la construcción del castillo , empezó a congregarse alrededor de éste , las primeras casas, que formaràn el pueblo hoy en día identificable con lo de Terravecchia , protegido por un muro exterior hoy destruido , del cual permanece la gran puerta con arco apuntado, de arquitectura moresca.En el 1397 La Tierra de Carini se concede al catalán Ubertino La Grua por parte del rey Martín I. Stampa del Saint Non2Los La Grua, llamados después La Grúa Talamanca, quedaran señores de Carini con el título de Príncipes ,hasta 1812, cuando se abolió el feudalismo, influenciando con sus decisiones el desarrollo urbano monumental de la ciudad. Se relaciona con ellos la triste historia de Laura Lanza di Trabia, esposa de Vincenzo II La Grúa Talamanca y Baronesa de Carini, asesinada en 1563 por su padre por razones de honor y que va a crear la leyenda dell’Amaru casu Barunissa de Carini, inmortalizada en las tradiciones populares de Sicilia por los narradores y de los que se inspira la famosa canción napolitana Fenesta ca’lucive. Entre el 1500 y el 1700, los La Grúa Talamanca deciden de habitar en el castillo en Carini, que fue ampliado y que se convirtió en el hogar, y en este período se construyeron los principales Monumentos: Oratorio del SS. Sacramento, la Madre Iglesia, el Convento de Carmelitas, Convento del Rosario , Iglesia de San Vito, Convento de San Domenico Convento dei Cappuccini Convento di San Rocco Iglesia de Agonizzanti , complejo del Belvedere con la iglesia de San Pietro in vinculis. Para adornar las iglesias y conventos , grandes artistas operan en Carini , entre todos podemos recordar: Giuseppe Salerno y Gaspare Bazzano los dos llamados Lo Zoppo Gangi, Giacomo Serpotta, Antonello y Giacomo Gagini , José Testa, Pietro D’Asaro conocido como el Monóculo de Racalbuto. Durante el gobierno de los Borbones, Carini es el lugar de los solevantamientos importantes, la cercanía con Palermo favorece a las reuniones clandestinas de los revolucionarios. Ya en 1848 las primeras chispas de patriotismo resultantes del país, y el Monasterio Carmelita se convirtió en la sede de las reuniones entre los responsables de la rebelión.